PARQUES INFANTILES ACCESIBLES PARA TODOS: QUE DEBEN TENER.

 

El diseño de parques infantiles que puedan ser usados por niños y padres con limitaciones para la actividad resulta esencial para su integración, desde una temprana edad. El diseño de estos parques infantiles contemplando los requisitos especiales de los niños con discapacidad permitirá su participación y cooperación con otros niños, favoreciendo, al mismo tiempo, la generación de un cambio en la percepción y las actitudes que hacia ellos tiene la sociedad en general.

El concepto de parque adaptado tiene que cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser accesible y seguro. Todos los niños tienen que poder entrar, salir y moverse por él de forma segura. También sus anexos deben ser accesibles.
  • Ser inclusivo. Se entiende que un parque adaptado es inclusivo porque permite que niños con discapacidad y sin ella se diviertan juntos independientemente de sus diferencias.


 

 

 

Por otro lado, debemos tener en cuenta que:

Áreas de juego. Para reducir riesgos, las áreas de juego deberían estar separadas por grupos de edad (por ejemplo 2-5 años y 5-12 años) y correctamente señalizadas. Para ello, será necesario utilizar dibujos o textos fácilmente comprensibles por los niños. Las áreas de juego deben ser zonas en las que se favorezca la comunicación sin crear situaciones de aislamiento. Deben existir rutas accesibles desde los puntos de entrada y salida del área hasta los elementos de juego y entre estos últimos. Se deben crear senderos contrastados táctil y visualmente que diferencien las zonas de paso de las de recreo.

Rutas accesibles entre los elementos de juego. Deben existir rutas accesibles que: conecten los elementos a nivel del suelo; conecten la salida de un elemento en altura con la entrada de otro; y conecten los elementos a nivel del suelo con las rampas o sistemas de transferencia que permitan acceder a los elementos elevados. Deben asegurarse la ausencia de obstáculos verticales u horizontales en las rutas; debe comprobarse la anchura e inclinación de las rutas; la existencia de al menos un espacio de maniobra en cada elemento en altura, al que se debe poder acceder con silla de ruedas; se comprobarán las medidas del espacio de maniobra; las protecciones en los bordes de la ruta y la existencia de pasamanos en las rutas elevadas. Los elementos de juego en altura pueden estar conectados a través de rutas accesibles innovadoras como tubos para avanzar a gatas o arrastrándose, o dispositivos para rodar.

Acceso a los elementos de juego. Se deberán incluir rampas o sistemas de transferencia compuestos por plataforma, peldaños y soportes. Se debe evaluar la distancia de alcance del sistema y la distancia entre el punto de transferencia y el elemento de juego elevado. Paralelo al sistema de transferencia, debe existir un espacio libre para aparcar la silla de ruedas. Los peldaños de transferencia deben registrar un incremento menor en su altura en las áreas destinadas a los niños más pequeños. En estructuras de juego blandas debe existir al menos un punto de entrada a una ruta accesible.


Puntos de entrada y asientos en un elemento de juego. Se deberá comprobar la existencia y la altura de puntos de entrada y asientos donde los usuarios puedan sentarse o hacer una transferencia.

Elementos de juego. Pueden ser columpios con y sin plataforma para silla; deslizadores; juegos con arena en mesas con una altura adecuada para silla de ruedas; aros para encestar con una altura adecuada para silla de ruedas; elementos de juego facilitadores de la comunicación y la cooperación (por ejemplo teléfonos de juguete). Al menos el 50% de los elementos de juego en altura deben encontrarse en una ruta accesible mediante la utilización de rampas o sistemas de transferencia. Se deberá evaluar los rangos de alcance y los espacios libres en los elementos.

Pavimentos. Los pavimentos de las zonas de juego, rutas, espacio libre y espacio de maniobra deben ser de un material atenuante del impacto, como caucho reciclado o fibra de lana, y antideslizante, tanto en seco como en mojado. Se utilizará una textura y color distintos para las zonas de paso y las de recreo. Deberán existir franjas señalizadoras en el inicio de escalones o desniveles. Los pavimentos deben revisarse con frecuencia y mantenerse adecuadamente.

Todos los niños necesitan espacios de juego donde compartir su tiempo. El juego es una actividad importantísima para favorecer el desarrollo físico, psicológico y social de los niños.

 

En Discubre, tenemos varias empresas especializadas en parques y juegos infantiles accesibles. Pídenos 

 

 

 

Pide presupuesto

 


Entradas relacionadas


Comentarios

No hay comentarios todavía.

Envie su comentario

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.